Fundación en honor a un generoso padre

October 3, 2013 at 9:02 pm

Selfless-father-main-ES

En noviembre de 2011, la IBO Angela Heppleston sufrió la devastadora pérdida de su padre, Michael Moran, que a los 63 años, falleció repentinamente de un ataque cardiaco.

“Después de su fallecimiento, comencé a buscar una forma no solo de mantener su recuerdo vivo y de continuar su legado, sino de rendirle tributo al gran hombre que fue: amable, amoroso, trabajador y generoso” –dice Angela.

Como oficial de la policía jubilado después de 40 años de servicio, anciano de su iglesia y extraordinario esposo, padre y abuelo, “realmente se pasó la vida sirviendo y ayudando a los demás –explica Angela–, no quiero que esa parte de él caiga en el olvido nunca. Quiero que mis hijos y el resto del mundo lo conozcan y lo recuerden.”

Fue así como surgió el Michael Moran Enrich Memorial Fund, una organización dedicada a “enriquecer la mente y el cuerpo” en la misma forma en que lo hiciera su homónimo.

Viaje planeado de misión

“Justo antes de su fallecimiento, mi padre estaba planeando ser parte de un viaje de misión a Nicaragua con su buen amigo el Pastor Glen Pitts –recuerda Angela–, el Pastor Glen me dijo que la escuela que él apoyaba en Nicaragua estaba tratando de comenzar un programa de almuerzos para darles a 400 niños por lo menos una comida nutritiva y un multivitamínico al día, junto con una lección de las escrituras para memorizar.”

Mi papá era un hombre tan maravilloso, y yo estoy feliz de rendirle tributo simplemente haciendo lo que él hizo toda su vida: Dar. – Angela Heppleston

La Escuela Nueva Vida es una escuela primaria de financiamiento privado en los barrios pobres de la ciudad capital de Managua, a la que casi 1,500 familias fueron reubicadas después de la devastación del huracán Mitch en 1998, cuando más de 9,000 personas fallecieron y dos millones se quedaron sin casa.

“Sin casi nada de apoyo del gobierno, fuera de tierra sin construir, estas familias han tratado de salir adelante a duras penas en los años posteriores al huracán” –explica Angela.

La escuela se las arregló para implementar el programa de almuerzos pero todavía necesitaba fondos para las vitaminas y la memorización de las lecciones de las escrituras. “Sabía que apoyar a una escuela a la que mi padre iba ir a visitar, era una gran oportunidad de mostrar su maravilloso legado” –dice Angela.

Recaudación de $6,000

Desde entonces, el  Michael Moran Enrich Memorial Fund ha iniciado un plan para suministrarles a los 400 niños un “Programa diario de vitaminas y memorización de escrituras llamado ABC”, otorgando sustento necesario tanto para el cuerpo como para el alma. El costo anual de este programa solo es de $6,000, o $15 por niño por año. Ahora están recaudando fondos y buscando patrocinadores para cubrir esos costos.

Leave a reply

required

required

optional


*